Periodoncia

Periodoncia

¿Que es la periodoncia?
Es la rama de la odontología que trata las enfermedades de las encías y del hueso que soporta al diente. Los malos hábitos de higiene bucal, técnica deficiente de cepillado, hábito de fumar, etc. ocasionan acumulación de restos de alimentos y otros irritantes que favorecen la proliferación de bacterias que producen substancias químicas que inflaman e irritan las encías. Esta es una de las enfermedades mas comunes que existe debido a que no presenta síntomas hasta que la enfermedad se encuentra en un estado muy avanzado. Sus principales síntomas son: sangramiento frecuente de las encías, principalmente al cepillarse, movilidad dental y mal aliento.

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la Periodontitis y Gingivitis.

Gingivitis
La gingivitis es una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, causada por los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes. Es muy frecuente que su origen sea causado por el crecimiento de las muelas del juicio, que produce una concavidad, que es donde se deposita el agente patógeno o bacteria. Esta enfermedad se puede desarrollar después de tres días de no realizar la higiene oral (cepillado de dientes y lengua). Cuando esta enfermedad evoluciona a un estado crónico, provoca bolsas periodontales, movilidad dentaria, sangrado excesivo y espontáneo, y pérdida del hueso alveolar que sostiene a los dientes, con la gran posibilidad de perder piezas dentales.sta lesión puede ser reversible (con maniobras endodónticas de protección pulpar puede revertirse el proceso inflamatorio pulpar) o irreversible, cuando la única opción terapéutica en la endodoncia es la extirpación total de la pulpa dental, y la obturación tridimensional del conducto dentario.

En la imagen que se muestra a continuación se puede observar claramente los efectos de una gingivitis.

Aunque hagamos una higiene correcta de nuestros dientes, la gingivitis también puede aparecer en casos de embarazo (los cambios hormonales aumentan la sensibilidad de las encías), la diabetes no controlada, los dientes mal alineados, los bordes ásperos de las obturaciones y la aparatología oral mal colocada o contaminada (como correctores dentales, prótesis, puentes y coronas) y el uso de ciertos medicamentos como la fenitoína, las pastillas anticonceptivas y el bismuto.

Como principales sintomas se encuentran el sangrado de las encías, sobre todo al cepillarse incluso con un cepillo suave, encías inflamadas, encías muy sensibles, encías brillantes, etc. Como principal tratamiento se utiliza una limpieza bucal a fin de eliminar el sarro o restos de comida que se puedan encontrar y que provoquen la aparición de bacterias.

Periodontitis
La periodontitis ocurre cuando la inflamación o la infección de las encías (gingivitis) se deja sin tratamiento o cuando el tratamiento se demora. Dicha infección e inflamación se disemina desde las encías (gingiva) hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes. La pérdida de soporte hace que los dientes se aflojen y finalmente se caigan. La periodontitis es la causa principal de la caída de los dientes en los adultos. No es un trastorno común en la niñez, pero se incrementa durante la adolescencia.

La placa y el sarro se acumulan en la base de los dientes. La inflamación hace que entre la encía y los dientes se formen bolsas que se llenan de sarro y de placa. La inflamación del tejido blando atrapa la placa en la bolsa. La inflamación continua lleva al daño de los tejidos y el hueso alrededor de los dientes. Debido a que la placa contiene bacterias, es probable que se presente infección y también se puede presentar un absceso dental, lo cual aumenta la proporción de la destrucción ósea.

A continuación se muestran unas imagenes de las diferentes fases en las que se puede encuentrar una periodontitis.

El tratamiento habitual es reducir la inflamación, eliminar las “bolsas” en las encías y tratar cualquier causa subyacente de la enfermedad periodontal, debiéndose reparar las superficies ásperas de los dientes o los aparatos dentales.

Es importante hacerse una limpieza dental completa que puede involucrar el uso de diversos instrumentos o aparatos para aflojar y remover la placa y el sarro de los dientes. Siempre se necesita el cepillado y uso de seda dental apropiados, incluso después de realizarse una limpieza dental profesional, para reducir el riesgo de enfermedad periodontal. El odontólogo o el higienista le mostrarán cómo cepillarse y usar la seda dental de manera apropiada. Los pacientes con periodontitis deben hacerse una limpieza dental profesional más de dos veces al año.